El hermano Max, el monje

“Bienaventurados los no muertos, porque ellos han heredado la tierra.”

El monasterio del hermano Max fue destruido durante el brote zombi y el caos que le siguió. Rescatando armas de entre los escombros, emergió para plantar cara al mundo por primera vez en muchos años. El hermano Max ve la invasión zombi como el inicio del Apocalipsis bíblico, y cree que los zombis se están levantando de entre los muertos y por lo tanto son sagrados. Reventándoles la cabeza los está enviando al Cielo al que pertenecen. El fervor religioso del hermano Max le convierte en un excelente luchador, aunque su celo por enviar al Cielo tantos zombis como sea posible puede llegar a ser perturbadora.

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas