Clovis

“¿El fin del mundo? ¡Será del tuyo, no del mío!”

El amor de Clovis por la ley le hizo convertirse en paladín hace mucho tiempo. A medida que pasaron los años, aprendió que la ley no es algo en blanco y negro, y lo aprendió de la manera más dura. Comprendió que entre el bien y el mal hay sombras de gris, especialmente en las muchas gestas que llevó a cabo para mantener limpias las manos de su señor. Ahora la civilización se derrumba, y los señores no pueden hacer nada más que encogerse de miedo. Clovis se ha dado cuenta por fin de que la justicia y la gloria son algo más que un escudo brillante y el servicio a la nobleza. El verdadero honor se gana con las gestas, no por decreto señorial.

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas