Julian el Ladrón

“Ése parece que podría tener algo de oro. Yo me encargaré de él.”

Julian se apañaba bastante bien. Las ciudades iban creciendo y llenándose de gente, y una ciudad llena de gente es un sitio genial para alguien que vive de esquilmar a los demás. Unas monedas por aquí, un par de joyas por allá, y acabas viviendo como un rey y trabajando más o menos lo mismo que un gato callejero. Julian vivía muy bien – y entonces los zombis arrasaron las ciudades. Es difícil vaciar los bolsillos de un monstruo sin cerebro. Así que primero tiene que matarlos. Luego puede robarles. Además, visto desde el lado positivo, los zombis nunca denuncian los robos a la guardia de la ciudad.

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas