Lady Grimm

“Ve.”

Todos la llaman Lady Grimm: los otros caballeros, los campesinos, su señor. Nadie le ha preguntado cómo se llama, y ella tampoco lo ha dicho. No dice casi nada, apenas habla. Desde el día en que apareció en el fortín, medio ahogada y llevando una cota de combate destrozada, su ojo y su cara marcados por una cicatriz, ha sido callada y misteriosa. Pero también ha sido siempre feroz, la defensora más fuerte del fortín, la primera en entrar en cualquier refriega. Los zombis dejan de moverse cuando los alcanza con su martillo de guerra, y no vuelven a levantarse.

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas