Pipino

“¿Duele? Lo siento. Tú golpeaste primero.”

Pipino es lo que podríamos llamar un ‘gigante amable’. De hecho es posible que tenga algo de sangre de gigante o de ogro entre sus antepasados, a juzgar por su tamaño, su fuerza y sus limitadas facultades mentales. Lo vendieron a los pozos de lucha, y no se esperaba de él mucho más que un espectáculo sangriento. Este musculado gigante derrotó a doce guerreros en su primer día de combate. Su estilo es muy poco ortodoxo, en el sentido de que raramente percibe algo o alguien como una amenaza hasta que ese algo o alguien le hace daño. Una vez herido, lo más normal es que sólo luche hasta que lo que le ha causado daño ya no puede causarle más. Si su oponente aún está vivo, su preocupación por el estado de éste contrasta abruptamente con su brutalidad salvaje. Más de un oponente herido que gritaba pidiendo ayuda la ha encontrado debajo del talón de Pipino o en la punta de su espada, debiendo su destino a la visión literal del mundo que tiene Pipino. Su cerebro percibe la muerte como la mejor manera de acabar con el sufrimiento, y muy raramente tiene en cuenta que la muerte es una solución trágicamente permanente.

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas