Spencer el germenófobo

“Hay que limpiar.”

Spencer odia las bacterias. Mucho. Es un bacteriofóbico agudo. Durante mucho tiempo ha vivido como un ermitaño, evitando todo contacto humano. Spencer llegó incluso a afeitarse todo el cuerpo,en un intento de eliminar cualquier microscópica bacteria que pudiera estar viviendo en su pelo. Sin embargo conservó la barba, porque recogía las migas de su comida antes de que pudieran llegar a su ropa. Llegó incluso a comprarse un traje para riesgos biológicos y raspar, fumigar y desinfectar toda su casa con lejía después de encontrar hongos en el desagüe de la ducha. Su aislamiento lo mantuvo seguro durante el brote inicial, pero cuando se quedó sin provisiones tuvo que aventurarse a salir. Enfrentado a su peor pesadilla al tener que abandonar su nido estéril, pronto descubrió que no estaba asustado. No… no… Estaba ¡FURIOSO! Furioso contra las hordas de masas asquerosas, podridas y cargadas de gérmenes. Ahora se dispone a esterilizar el mundo, zombi por zombi…

Get this Survivor

Miniaturas relacionadas